miércoles, 21 de enero de 2015

Oportunidades inesperadas


En unos días cumplo dos meses trabajando en la Dir. Hidr0grafía y Nav3gación, que pertenece a la Marina de Guerra (he cambiado algunas letras para que no salga en el buscador xD) 

Necesitaba ya poder empezar mis prácticas pre profesionales, llevé un curso de mi carrera donde promovian realizar las prácticas y debido a mi perfil y lo que quería me derivaron al DHN, tuve muchas dificultades para que me acepten debido a que no reconocían esa modalidad designada por el curso que era un tipo de entrenamiento pero no era práctica pre en sí.

Así que me mandaban de un lugar a otro, hice posible que el documento ingrese pero sin resultado, estuve insistiendo yendo hasta allá y llamando, hasta que un día me contacté con el jefe de la oficina de practicas pre profesionales un Cap. Díaz, un hombre muy amable me atendió, me dijo que no podía ingresar por esa modalidad, sopresivamente sacó un documento y me dijo que había una vacante para practicante para un estudiante de física, y como estaba en ultimos ciclos, tenía las de ganar asi que me hizo una pequeña entrevista y gentilmente me dio la bienvenida a la Marina, me sorprendió. Lo malo era que el horario era por la mañana, se me cruzaba con dos cursos, uno cambié de horario, algo interno y otro me arriesgué, pero tuve que aprovechar la oportunidad. A la semana siguiente saqué los documentos e ingresé a los días.
Área de Meteorología, todos fueron a almorzar, aproveché en tomar la foto

Y pues, en estos dos meses me siento cómodo en el DHN en el dpto. de Oceanografía donde he aprendido rápidamente ciertas cosa que no enseñan en la universidad y quiero agradecer a un Físico de mi facultad que me enseñó lo que es la programación con imágenes satelitales, que solo estuvo un mes como compañero porque lamentablemente y estúpidamente no le renovaron contrato, era de gran importancia ahi y estaba desempeñándose bien, estuvo ahi 3 años, pero no supieron valorarlo, desde aquí le agradezco mucho. V. Pozo. Ahora estoy junto con un ingeniero que me está enseñando lo que es predicciones del estado del tiempo.

Estoy rodeado de marinos y de profesionales con mucha experiencia, estar ahi es un lujo, me tratan bien y siempre están dispuestos a ayudarme cualquier cosa, son mayores que yo y confirmo lo que dije siempre, me llevo bien con las personas mayores,  estoy realizando, o empezando con un trabajo de investigación que más adelane hablaré de ellos y se me han ocurrido más trabajos de investigación.

Es una oportunidad inesperada, no tenía la minima idea de que pudiera estar ahi, a pesar de todo, fue una buena decisión y estaré hasta noviembre de este año, ya he hecho unos cuantos amigos, estoy en un excelente ambiente, con buenos equipos (la mayoría), en un buen lugar frente al mar y ganando mi dinero, que ya hice mi primera compra, mi laptop, donde estoy escribiendo en estos momentos.

Vista al mar


martes, 30 de diciembre de 2014

El nivel del medidor ha bajado por diversos factores que no influyen en el sistema


Como saben muchos y porque muchos se enteraron de cierta forma y no estoy siendo irónico, uno es obvio en cierto momento y no nos damos cuenta o nos damos pero nos hacemos los huevones. Tal vez no entendieron la razón y a quién le importa, muchas cosas no se cuentan y quedan en nuestras vidas. Y fue qué y si no y qué, muchas cosas nos ocultan y por qué no ésta. Pues el tiempo pasa, uno se da cuenta de muchas cosas, pero en el momento en que eres un protagonista te es duro asimilarlo y luego te das cuenta y lo tomas como anécdota.

Uno debe estar siempre tranquilo por lo que hizo, sintió, y dio todo por alguna razón, y pues si hay otros factores que influyen en ello que afectan o cambian algo, no es culpa de uno, sino de un conjunto.

Fue fuerte y lo digo con tal sinceridad que muchos no son capaces de decirlo y menos en este espacio-tiempo donde estoy, el medidor llegó al pico más alto y no fue culpa de ello, fue por diversos factores que afectaron su funcionamiento, hasta quedar nulo pero sobrevivió al corto circuito.

No se preocupen, la máquina está bien pero ya no funciona como antes, nada funciona como antes cuando ha sufrido algún desperfecto o problemas. Digamos que somos felices, que el medidor y el corto circuito pueden convivir en paz, que uno no ya no afecta al otro, que ya no hay corriente que pueda ser ser compartida.

Ya se va el año, y viene uno mejor, cada año trae sorpresas y nosotros debemos aprovecharlas y apreciar cada momento. Que buenos y malos hay, es parte de la vida, nada es fácil, mucho es difícil y poco es imposible. Ya no des explicaciones, unos cuantos murieron, otros sobrevivieron. Algunos nacieron para no irse de nuestro mundo, al cual debemos velar y no desviar la mirada.

Pero como todo medidor, siempre vuelve a medir algo cuando no está malogrado, siempre hay un cierto mantenimiento que dura su debido tiempo, pero vuelve a realizar su trabajo, nunca se va a detener, aunque casi lo hayan destruído, porque cada golpe, es más duro, la experiencia y la costumbre ayudan, nos vuelven fuertes. Se quedó funcionando.
Vamos, intenta destruirlo, no podrás, a menos que sea por otro factor que no sea el mismo. Y con este tema cierro este año, más que nada puede ser catarsis.

Gracias 2014, bienvenido 2015

¡Que tengan un excelente año!