lunes, 20 de abril de 2015

Cuatro años reflejando



Vaya, han pasado 4 años desde que lancé mi primer post a la blogósfera, un post corto, con nervios, limitado, inexperto, pero con ganas de mejorar, así que poco a poco intentaba mejorar la calidad de las entradas y no sé si logré ya tener algo de nivel, ya que solo quiero expresar mis emociones, contar historias, enseñar o hacer critica a nuestra sociedad y que ahora he incluido cuentos y poesía. 

Aparte de esto, agradezco cada comentario que puedan darme, darme un poco de su tiempo y lo que más valoro de esta aventura blogger, es a las personas involucradas en esto, al grupo Bloggers Unidos, a todas esas personas que conocí a lo largo de estos cuatro años. No son solo lectores o colegas, ya son amigos y me alegra mucho haber podido conversar con cada uno de ellos en determinado momento, hacer reuniones, salir, comentarnos por feisbuk y acudir en alguien cuando los he necesito, muchas gracias.


Recuerdo mi primer encuentro con ustedes, fue en el BlogDay 2011, apenas mi blog tenía 5 meses y ustedes me hicieron sentir parte de su mundo y así, se generó confianza que hasta hoy se mantiene. Recuerdo muy bien ese día, fue un buen evento y after party y pues, ahí los conocí: Cris Rock, Carolina, Damian, Renzo, Brenda, Munani, Gus, Xander, El Tropicólogo, Cafeinómana, Adrianna, hasta el videoblogger Henry Spencer.


Luego hubo otra reúna en Lince, donde cenamos y conversamos un buen tiempo, conocía a Paty y Lucho. Fuimos cinco pero tuvo un gran valor.


Luego los encontré nuevamente en el BlogDay 2012, el ultimo evento con ese nombre. Nuevamente tuve la oportunidad de encontrarme con con los ya conocidos Lucho, Paty, Damian, Carolina, el Tropicólogo y por primera vez a Emil, Flavio, Mijail y la Desubicada, hasta a Verónica Linares.


En el 2013 el BlogDay murió y nació el SocialDay donde por primera vez alguien de nuestro grupo Bloggers Unidos clasificó como finalista para blog personal, Marité, donde la conocí por primera vez, fue muy grato poder verla unos minutos. Esta vez fueron los ya mencionados y por primera vez Edch, Sebas y desde Ica, Andrea. Fue un buen evento, cambiaron muchas cosas, no hubo after party pero se presentó la Tigresa del Oriente y fue un mate de risa, al final fuimos a cenar a un restaurant. 



En diciembre de ese año organizamos una cena en Barranco, esa vez fueron la mayoría de bloggers que mencioné anteriormente, pero esta vez se unieron por primera vez J.M, Oscar, Cinthya después de mucho tiempo y desde el norte Daria. Fue un día de esos que quedan en la memoria, donde nos unimos más al compartir estos pequeños momentos.


En mediados del 2014, hubo una pequeña reunión, esta vez conocí a Geraldine, algunos no pudieron asistir, fue un día complicado pero la pasamos bien, al final fuimos a un karaoke y tomamos algunos tragos. 


Así, han pasado muchos años y donde ustedes han estado presentes y hay más momentos que no estarán retratados pero las recuerdo. Y agradezco a otros bloggers por conocerlos en forma individual, como a Gary que tengo el agrado de poder verlo en ocaciones y que lo conocí por una entrevista al igual que Edch que sabe de videojuegos y temas sociales, a Daria con sus manías y sus peculiares frases y a Deadviny que es uno de los bloggers nuevos recomendados, a Sebas por invitarme a su iglesia y al ZombieWalk con Damian, a la marcha contra la repartija, donde conocí a Oscar, a Munani que a veces me lo cruzo en la universidad, a Arion que es un erudito sobre historietas donde lo conocí en el Dédalo, a Carolina por los conciertos y a Cafeinómana que hasta el 2014 nunca la había hablado y que hoy he compartido algunos cafés. Gracias a ustedes y espero seguir viéndolos y que nos reunamos de cuando en cuando. Y muchas gracias a los bloggers que me siguen y comentan en el extranjero, un abrazo para ustedes!


Estos cuatro años han pasado rápido, muchos blogs se han retirado y ya no nacen o ya no tengo tiempo para descubrir nuevos blogs, no sé realmente pero no es como antes, pues es difícil que compita con las redes sociales. También no tengo mucho tiempo para escribir y solo puedo publicar tres veces al mes, los leo una vez a la semana pero aún así el feeling se mantiene.

Espero llegar al quinto año y por favor, sigan con sus blogs, que el escribir siga siendo una maravillosa costumbre. Gracias y nos leemos!

lunes, 13 de abril de 2015

Fiesta con gente del trabajo


Era cumpleaños de un Técnico, así que un viernes luego del trabajo, por la noche decidimos ir a una discoteca. Entre los asistentes estaban militares y civiles, entre ellas, una amiga que le tengo más confianza.
Después de mucho tiempo pisé una discoteca, pues no soy de ir seguidamente, no es mi ambiente y la última vez que fui y me quedé hasta tarde fue en una reúna con gente de mi promo. Me siento cómodo en los conciertos punk, me gusta el rock y es mi ambiente, odio bailar y me gusta poguear. 

Pero ir a discotecas, no señor. No me gustan las discotecas!!!

Hay mucha bulla
No se puede conversar
Ponen música fea
Fuman a tu lado

Bueno, fui por compromiso y porque me animaron toda la semana. Solo conocía tres personas, donde dos estaban lejos y solo estaba cerca de una amiga que conozco un poco más que el resto. Al comienzo estubo aburrido y como les dije, los que hablaban lo hacían al oído de la otra persona y no se escuchaba nada, osea cada uno hablaba con el que estaba al lado y no interactúabamos todos. Luego pedimos cerveza, de paso no se sabía de que marca era, pero no me gustaba.

Y seguía aburrido, es lo malo de ir con gente que no conoces o que lo conozcas de vista, al rato cada uno sacó su celular y eramos como invisibles, hasta que el comandante dijo para hacer un brindis, dijo algunas palabras pero no se escucharon por la bulla.

Luego mi amiga me dijo que una ingeniera quería bailar conmigo si o si, hasta me enseño el mensaje que le había escrito jajaja, ella era mayor que yo por un par de años, era bonita y bailaba muy bien y se notaba que tenía una vida nocturna considerable, pero no la conocía muy bien, no había conversado con ella, solo compartimos en grupo un almuerzo, nos saludabamos y nada más.

Antes de sacarla a bailar (que no quería, porque no sé y no me gusta y lo hice como por obligación) me ganó el comandante y un teniente. Pero antes, bailé con una teniente y como todo(a) militar es pesado para eso movimientos, se notaba que no sabía y como yo no sabía salió un desastre jajaja


Luego veía a los marinos y lo mismo, estaban duros, al menos no era una unica mierda. Las ingenieras si se defendian en el baile.

Ya luego saqué a bailar a la ingeniera y se alegró, yo no porque la iba a decepcionar y creo que la decepcioné jejeje ella bailaba muy bien y yo ahi, intentando y haciendo cualquier movimiento. Y como no sé bailar, veo a los demás para copiarme sus movimientos y el tipo de al lado bailaba cogiéndole la cintura a una chica, era salsa, pues yo hice lo mismo y la ingeniera, con un movimiento sutil sacó mi mano de su cintura, intenté otra vez más y también me lo sacó jaja no sabía si no era el paso, si la incomodaba, la habia fregado, etc y ya no intenté y seguí, creo que bailamos como 20 largos minutos.

Bailé lo que nunca pensé bailar:  El Ras Tas Tas, El  Taxi, Bailando, La casa sola hasta Candy Perreo, que asco. Por cumplir lo hice, pero qué de bueno ven en una discoteca??

Todos parecen monitos bailando, repitiendo pasos, imaginándose felicidad, nadie quiere hablar, solo moverse, queriendo ser popular y hacerlo bien para que hablen bien de ti. Sentado, en la mesa, observando a los demás, sentí vergüenza ajena, ver como nuestra civilización baila, como si fuera un orgullo, como si las canciones fueran una maravilla, digna de ser danzada, cuando es una reverenda mierda.
Pero tanto desagrado tengo, que fui otra vez a bailar con la amiga que mencioné, pero fue un mate de risa eso y luego con la ingeniera otra vez, por complacerla. De paso me distraía con su escote, era inevitable verlas,  sus senos saltaban y me rozaban. Y esta vez no quitó mi mano sobre su cintura, no sé si fue el paso indicado o si le gustó. Esa vez fue como 30 minutos y ya me dolían las piernas.

Así que nos quedamos hasta las 2am aproximadamente. En conclusión, bailar es un asco, ya no iré con gente que no conozco, me jode gritar para hablar con alguien y a lo mejor evito esos lugares.

Amanecí con un pequeño dolor en las piernas.

El lunes me encontré con la ingeniera, conversamos un rato sobre ese día, le dije que bailaba muy bien y como no era mi amiga, no me importaba si se molestaba o no, me daba igual, le dije que su escote me distraía y que se veía sexy con ese vestido. Desde entonces hablamos un poco más.