martes, 24 de marzo de 2015

Travesuras de una puta que no olvidaré II



Bajaron del patrullero y entraron a la comisaría, para él era la primera vez que pisaba una, ella ya estaba acostumbrada debido a las batidas.
Los recibió un técnico. 

El sereno tomó la palabra y exclamó: El joven viene a poner una denuncia.
Es verdad? – Si – respondío
Pasaron a su despacho y antes de entrar Renzo agradeció al sereno por su exitoso trabajo.

A ver… ¿Qué pasó? Joven, cuénteme – preguntó el técnico.

Pues dispuse de los servicios de la señorita, fuimos a una casa vieja que está por el jr. Cailloma, cuando entramos al cuarto, me desvestí, dejé mi ropa en el velador de al lado y en pocos minutos, por el sonido de una bolsa me di cuenta que me estaban robando, más aún hay un agujero al lado tapado por un cartón, me robaron mi celular, mi Iphone 4 y 200 soles.

* * ¿Sabe lo que es eso señorita? Es hurto agravado en la modalidad del gateo.
- Yo no he robado, se le habrá caído por ahí
* Oye sonó la bolsa y  en tu lado te dije que no estaba
- Yo no sé, debajo de la cama debe estar
** Ya cálmense.
** Ese celular está como 900 soles más 200 sobrepasa los 1000, eso es cárcel señorita. Sus datos por favor, vamos a proceder con la denuncia.

Renzo le brindó su DNI y le dijo sus datos, al igual que ella. Pero ella no se estaba colaborando, lo decía de mala manera. Dio nombres falsos, que vivía en Villa el Salvador y que tenía 17 años, no poseía ni DNI amarillo.


Joven no sabe que está prohibido estar con una menor de edad?
Ah? Está mintiendo, a la vista parece que tiene como 25
Oe que te pasa idiota
Señores por favor!! Si está mintiendo en sus datos peor para ella por no colaborar.
Se escucharon pasos, había llegado el mayor, el jefe de la comisaría. El mayor Altamirano.

Llamó a Renzo y se fueron a un lado, lejos de ellos.

-Cuéntame… Tu nombre es?
*Renzo… nunca he alquilado una puta y me pasa esto, me robaron mi celular! Fui a una casa con ella, me desvestí y al rato me jalaron mi iphone, la casa era horrible, sospechaba de un principio pero no quise irme estando allá.
-Y te la tiraste?
*No nada…
-Ay chibolo, nada?
*No, solo le agarré el culo, al rato me di cuenta
-Esas putas de toda esa calle roban, eres huevón? Además están enfermas, te pudo pasar otra cosa peor, te pudieron pegar, hay gente dentro, pudieron robarse toda tu ropa, pepear, etc. Si quieres cachar anda a un prostíbulo, no es seguro eso.
*Sí, me dejé llevar por la situación, no pensaba irme con ella, estaba de pasada, que huevon fui.
-Bueno, está rica, te entiendo jaja

Jajajaa porfa jefe, ayúdeme, ella lo tiene, debe estar allá en la casa.
Déjame ver, termino un caso y te ayudo chibolo. Deja de frecuentarlas, eres joven, buena persona, estás en una buena universidad y tienes un buen trabajo, que haces con esas putas putamare.

Hubo química entre ellos al instante, se hablaron con mucha confianza y al despedirse, el mayor le posó su mano en su cabeza.

El técnico les hizo pasar a la otra oficina y donde estaban las carceletas. Los dejó solo un rato.

-Que escandaloso eres, por un celular, pensaba que era batida, pero apareciste, debiste decirme en el patrullero que querías el celular, no era necesario esto.
*Era la forma para atraparte y para que me lo des. Este es el procedimiento, de una vez tienes que pagar todo lo que has robado 


A ver señores, la señorita va a ir dentro. Le agarró del brazo y la dirigió hacía una carceleta, la encerró, como a un animal.

En esa escena, Renzo quedó impactado, no era lo que quería, le dio pena y le reclamó al técnico. Es necesario que esté ahí? La pueden sacar?
Nosotros sabemos lo que hacemos, siéntese ahí. Que ella se va a quedar ahí varios días, además del hurto es menor de edad, deben venir a recogerla y como no tiene ella un número de un familiar, va a esperar.

En eso llegó un camión, el camión de las batidas, bajaron como 30 travestis, una rutina, todos sabían que en un rato iban  a salir, estaban tranquilos.

15 minutos después se acercó el a acompañarla. No quise que te pase esto, en un momento pensé que regresaríamos a buscar mi celular y acabaría, estamos mucho tiempo acá. Quiero mi celular y retiro la denuncia.
Y mientras escuchaba sus respuestas, él quiso ser su amigo, le daba pena, trató de que le tenga confianza y poco a poco tuvo que ganársela.

*Eres menor de edad? Sandra es tu nombre verdadero?
-No, lo digo para que no me fichen, me jodo si saben mi identidad
*Vives en Villa el Salvador con tus padres? Saben que trabajas en esto?             
-Vivo sola en la Victoria y no saben que trabajo en esto, a veces los visito. En verdad te robaron 200 soles?
*No, fueron 100 y lo dije por los 40 que te di por gusto y para que me hagan caso
*Eres bonita, tienes buen cuerpo, eres independiente y joven, puedes dedicarte a otra cosa, piensas estar en esto siempre?
-No, es por mientras, ya haré algo luego
*Siempre haces eso? Y no llegas a tirar con alguien?
-No, siempre me voy jaja
-Jajaja que viva y tu por qué te me alquilaste?
*Porque eres bonita, me gustaste. Me dejaste con las ganas jaja

El técnico lo llamó para preguntarle sobre sus datos. Y no solo era el único problema por resolver, más allá había otro caso de un choque y otro de violencia familiar.

Se fueron los 30 travestis.

Él se fue al baño luego.


Al rato, al salir del baño, estaba ella esperándolo. No me había tocado chicos como tú, eres diferente. Y en un segundo, sus labios estaban juntos, tírame, vamos a uno de esos baños.

*Jaja me cobro los 40? Jajaja si, vamos - dijo.
*Y el condón. No tengo – dijo. No puedo hacerlo sin condón, vamos, lo haremos rico.
Y ya no pudo dejarse llevar por la situación. 
*No tengo condón. Ya fue.
 Así que fueron juntos a las oficinas, el técnico dijo que la dejó salir por meter a un tipo violento del choque de autos. Siguieron conversando unos minutos. Pero ella respondía como siempre cortante.

Renzo se paró, quería llamar a sus padres ¿Hay un teléfono aquí? – le preguntó al técnico.
Si, doblado. Gracias – le respondió – Es que me robaron mi celular – respondió mirándola a ella.
Llamó un minuto a su mamá y no le dijo que estaba en la comisaría, sino que iba a entrar a un bar del centro a tomar e iba a regresar en 1 hora. 

El mayor Altamirano llegó, Renzo se le acercó y le dijo que si por favor si cuenta con un patrullero para ir allá. 

Si hay le dijo, pero es difícil. Le explicó que si iban, todos iban a salir, se iba a armar un escándalo y terminar mal. Tenemos que hacer un plan o ir con más gente – le respondió y le aseguró que su celular iba a aparecer, que estaban haciendo todo lo posible.
Ya eran las 12am. Todos los policías ya conocían a Renzo, lo conocían como “El chibolo y su puta”.


Minutos antes de la 1am, el mayor se acercó donde Renzo. Le dijo que ya están por encontrar su celular, que lo habían encontrado como chorreado, osea que nadie lo había entregado como para evitar complicidad y eso quería decir que lo dejan en la pista, en un basurero, etc. Y que siga esperando, que ahorita lo traen.

Le volvió el alma a Renzo. Y exactamente a la 1am, apareció el mayor con su iphone. Le contó que sus hombres fueron al lugar, una puta de la batida le dijo a su mami que Sandra estaba en la comisaría, le pasaron la voz a las demás y lo habían dejado "Por ahí". Gracias... muchas gracias – le dijo... Continúo con la denuncia?
No te conviene, vas a estar viniendo, te llegarán notificaciones, por algo así, no es necesario, lo retiras pero ya ella sale mañana. Aunque él no quiso eso porque le daba pena, no podía hacer nada.
Fue a llenar una ficha, Renzo le mostró el celular a Sandra, ella atinó a sonreir.
Aunque habían tenido una considerable conversación, ella le tenía cólera todavía.
Firmó la ficha, le preguntó al técnico le preguntó al técnico si podía salir y le dijo que no, era menor de edad.

En fin. Él se despidió de ella moviéndole la mano “Chau, espero que dejes esto, puede venir otro tipo y puede irte peor”, cuídate.
-Vete a la mierda le dijo, espero que otro te robe tu celular
*Te trato bien y así me respondes?
-Si, lárgate huevón.
*Eres puta y así morirás, nunca cambiarás.
-Es mi problema, ya desaparece.
*Te deseo lo mejor.

lunes, 16 de marzo de 2015

Travesuras de una puta que no olvidaré



Renzo salía siempre de su trabajo por el Centro de Lima, siempre se iba por el Jirón de la Unión hasta Evitamiento a tomar carro, pero ese día viernes decidió ir por Jr. Cailloma para ver a las prostitutas, solo verlas, quería excitarse, ya que por esa zona los travestis habían sido reemplazados por mujeres. Él había terminado con su enamorada hace 1 mes, se sentía solo, le daba igual todo, sacó dinero del cajero y fue a Wilson a comprar unos programas, al rato salió rumbo a su casa.

Llega a la cuadra 6 de Cailloma, era las 7 de la noche, ve las primeras putas en la cuadra 5, las llaman pero él no hace caso, sigue su camino, cruza y a lo lejos, en una esquina ve a la puta más bonita de la cuadra. No tenía pensado alquilar una, es más, nunca había alquilado por desconfianza, eran travestis o no les gustaba, pero ella tenía un cuerpo espectacular y un hermoso rostro.

Ni lo pensó 1 segundo y se la acercó (era la primera vez que conversaba con una prostituta) la miró de pies a cabeza y se detuvo en sus ojos café.

* Hola
- Hola guapo
* Cuanto cobras
- 30 soles más cuarto 10 soles, total 40 soles

Estaba bloqueado ante esa flaca. Ni lo pensó, le pareció justo y barato y le dijo: Vamos!

* Como te llamas?
- Sandra... ¿Y tu?
* Renzo
- Que edad tienes, pareces chibolo, te pongo 20
* Jajaja tengo 23 años

Iban rumbo a un hotel, pero al llegar al lugar ni siquiera era un hotel, entraron a una especie de deposito pequeño y dentro de este había un cuarto de triplay mal acondicionado, con agujeros en las paredes y sin exagerar era de dimensiones 1m x 2m es decir del tamaño de la cama, a las justas uno podía pararse al costado, sin tocar la pared y había acondicionado un velador pegado a una falsa pared que estaba tapada con una madera que se salía con apenas un golpe para que puedan robar a los parroquiano. 
La puta le dijo que se desvista pero la mierda no se quería desvestir desde ahí Renzo empezó a sospechar que había algo raro, solo llamaba a la puerta pidiendo condón mientras que ya le había sacado el polo, no se quería sacarse el pantalón pero fue convencido.
Aprovechó él y fue directo a su culo para manosearla, hasta que ella se echó a la cama, le dijo que quería que se le ponga dura y que suba encima de ella, para frotar su pieza con la vagina de ella, que tenía su minifalda abajo, solo consiguió sacarle el polo y dejarla en sostén, "sóbame", "sóbame" decía ella, pero él volteaba su cabeza de rato en rato para ver sus pertenencias y vio algo moviéndose, fue a revisar su pantalón y ella al instante se paró a vestirse, dijo que iba a traer condón y se fue.

...Pasaron 5 minutos.

Se vistió y salió corriendo tratando de encontrar a la maldita o a quién le robó, más adentro de la casa, se encontró con una señora malcriada que le gritaba que no sabía nada de Sandra y negando del celular, más allá una abuelita que barría y lo que le sorprendió fue ver como 8 niños menores de 6 años, echados en una cama, todos hijos de prostitutas.
Entró una puta vieja al cuarto. Vete chibolo conchatumadre, tu tiempo ya acabó, quiero cambiarme, lárgate mierda, esa chibola ni trabaja acá ¿ Por un celular  te vas a morir?

Tras no encontrar nada, salió de la casa con impotencia y cólera pues no tenía para comprar otro celular, aparte de eso, le sacaron 100 soles más. Por la av. Nicolás de Piérola, se encontró con un sereno en la esquina, no tenía otra opción y le dijo:

* Buenas noches ,ayudame, me robaron mi celular
- Dónde? Cómo?
* La puta de la esquina
- Ahhh, esa, ya ha varios ha robado, a un pata le sacaron 1000 soles
* Que mierda!
- Es que nadie denuncia. Denúnciala, la atrapamos y posiblemente lo tenga
* Quiero denunciarla!
- Ya, primero esperemos, anda más allá para que no te vea y te paso la voz.
* Ok.

Renzo se hizo a un lado y el sereno fue a otra esquina para esperarla que salga. Pasaron 45minutos, él se escondía detrás de un puesto de periódicos y el sereno estaba en la esquina de la otra acera, hasta que se acercó a él y le dijo: Ya salió, tranquilo, ahorita llamo a las unidades, tienes que ir a la otra esquina y confirmarme que es ella, me avisas levantando tu dedo pulgar. Ya, listo - respondió.

Fue a la otra esquina, de reojo la vio y sin ver por lo oscuro que estaba, igualmente levantó su dedo pulgar, al instante el sereno informa por su radio a las patrullas.


A los segundos 3 patrulleros llegaron de las tres calles hacia su esquina, todo un acto policial de las películas. Todos los presentes del Jr. Cailloma y la de av. Nicolás de Piérola presenciaban dicho acto. Salieron tres policías y la metieron dentro del patrullero. Renzo se acercó, la vio sentada en la parte trasera junto a otro policía y el jefe que manejaba le preguntó: ¿Es ella? - La reconoció al instante, sí jefe!! Ya, entonces entra.

Renzo se sentó en el asiento del copiloto, la miraba por el espejo retrovisor, estaba más bonita y se veía preocupada, le tomaron los datos a ambos y se iban rumbo a la comisaría de la av. Alfonso Ugarte.

Mientras, la veía la maldecía. "Puta de mierda, ya te cagaste".

...Continuará.